Try again tomorrow, una y otra vez.

Hace varias noches que visualizo claramente el cosmos en mis sueños. Estrellas fugaces que cruzan el firmamento dejando un hermoso halo de luz. Me veo danzando descalza en la arena fría del desierto bajo el abrazo inconmensurable de la vía láctea…inundando mi alma y mi consciencia de luz. Y es que aunque sean momentos complejos para todos los seres, aquí en la tierra, cada noche sobre nuestras cabezas la orquesta del universo toca de nuevo su sinfonía particular.

Por eso quiero decirte, cada vez que puedas, mira al cielo, siente el tesoro invulnerable que tienes dentro tuyo e inténtalo mañana de nuevo.

Abre tu corazón al amor que ya eres, pues por amor viniste al mundo, por amor respiras, por amor sonreímos, celebramos, soñamos y abrimos nuestros ojos. Pronuncia la palabra amor tantas veces como puedas y sentirás el cosmos vibrar dentro de ti.

Amor, amor, amor, amor. Ámalo todo, pues eres tú mismo. No hay razón suficiente para dejar de amar.

La Vía Láctea – The Milky Way tiene su nombre por la forma en que se ve desde la tierra: como un rayo de leche derramada en el cielo. Esa nebulosa banda blanca está hecha de estrellas, polvo y gas. Parece una raya plana porque la estamos viendo desde dentro de su disco; si pudiéramos observarla por encima veríamos una enorme espiral de unos 200.000 años luz de diámetro.

Eso es AMOR CÓSMICO.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s